Enero, 2017

Economía global y vulnerabilidad del empleo

By Federico Mazzella Enero, 2017
Home  /  Lecturas de Integración  /  Evaluacion de Impacto  /  Economía global y vulnerabilidad del empleo
Categorías:
  Evaluacion de Impacto Lecturas de Integración n245

Imprimir este artículo

Los países afrontan el doble desafío de reparar los daños provocados por la crisis y de crear oportunidades de empleo.

¿Cómo impacta la desaceleración económica en la generación de empleo? En 2016 el crecimiento del PIB mundial registró su nivel más bajo en los últimos seis años: 3,1 %, una cifra muy inferior a la tasa proyectada el año anterior. Bajo este panorama, afirman los autores de: World Employment and Social Outlook: Trends 2017 , se reflejan déficits generalizados para sostener y crear empleo decente a nivel mundial.

Asimismo, persiste una elevada incertidumbre sobre la economía mundial. Tanto el pobre rendimiento económico registrado en 2016 como las perspectivas por debajo de la tendencia para 2017 generan preocupación sobre la capacidad de la economía de:

  1. crear una cantidad suficiente de empleos;
  2. mejorar la calidad del empleo en el caso de quienes ya tienen un trabajo; y
  • garantizar que los beneficios del crecimiento sean compartidos de manera inclusiva.

Por un lado, se espera que en todo el mundo 3,4 millones de personas entren en situación de desempleo en 2017. La tasa de desempleo mundial registraría un modesto incremento, pasando del l 5,7% en 2016, al 5,8% en 2017, que implicaría el mencionado crecimiento absoluto, con lo cual el desempleo total superaría los 201 millones este año.

La investigación refleja que esto tendrá origen en el deterioro de las condiciones del mercado de trabajo en los países emergentes: los efectos de varias recesiones profundas que tuvieron lugar en 2016 seguirán afectando así a los mercados de trabajo en 2017.

La situación en América Latina y el Caribe

Se proyecta que la tasa de desempleo aumentará 0,3 puntos porcentuales en 2017 hasta alcanzar el 8,4%, sobre todo, debido al incremento del desempleo en el Brasil. Por el contrario, se prevé que en los países desarrollados el desempleo se reduzca en 2017 (670.000 personas menos) y que la tasa pase del 6,3% (2016) al 6,2%.

Como mayoría de países en desarrollo, en ALC predomina el empleo de poca calidad crónico, es decir, elevadas proporciones de trabajadores por cuenta propia y trabajadores familiares no remunerados y de trabajadores pobres.

Los trabajadores con empleos vulnerables suelen padecer de elevados niveles de precariedad. En efecto, este grupo suele tener acceso limitado a sistemas contributivos de protección social.

El informe de la OIT estima que, si el estancamiento temporal se intensificara, en los próximos dos años, 1 millón más de personas podrían entrar en situación de desempleo en todo el mundo. Esta situación afectaría sobre todo a las economías desarrolladas y aunque los países emergentes y en desarrollo se beneficiarían inicialmente de mayores entradas de capital, acabarían por padecer los efectos secundarios de la disminución del comercio y la inversión.

Concluyendo, se establece que los esfuerzos en materia de políticas deben centrarse en maneras de superar las limitaciones estructurales al crecimiento como la desigualdad. En el futuro, es probable que las tendencias a largo plazo relacionadas con el desarrollo tecnológico y los cambios estructurales que implican afecten a la naturaleza del crecimiento económico.

 

World Employment and Social Outlook: Trends 2017. ILO, 2017. 

this post was shared 0 times
 000