Febrero, 2017Redacción: Mariana Pernas

El estado de la red

By Federico Mazzella Febrero, 2017
Home  /  Ideas de Integración  /  El estado de la red
Redactor: Mariana Pernas
Categorías:
  Ideas de Integración n246

Imprimir este artículo

En América Latina y el Caribe crece la adopción de banda ancha móvil, pero persisten las disparidades entre países.

Impulsado por las aplicaciones de Internet de las Cosas y el consumo de servicios de video y contenido, el tráfico global de Internet se triplicará a una tasa de crecimiento anual compuesta del 22% en los próximos cinco años. Según el Visual Networking Index que elabora la empresa Cisco, se espera que más de 1.000 millones de nuevos usuarios “se unan a la comunidad mundial de Internet, pasando de 3.000 millones en 2015 a 4.100 millones en 2020”, y que en el mismo período las redes globales soporten casi 10.000 millones de nuevos dispositivos y conexiones, cuyo número crecerá de 16.300 a 26.300 millones.

Internet permitió cambios sustanciales en la forma de comunicarnos. La expansión del conocimiento a través de la red abrió la puerta a un sinfín de oportunidades de intercambio cultural y comercial. Hoy existen más de 18 mil millones de dispositivos en el mundo con capacidad de conexión a internet, una interconectividad que apuntala el comercio de bienes y servicios basados en las nuevas tecnologías de la información y comunicaciones (TIC).

En este contexto -indica Cisco-, el tráfico IP (Protocolo de Internet) que se origina desde smartphones superará al de las PC. Así, se prevé que en 2020 el 71% del total del tráfico IP se realice desde dispositivos como tabletas, teléfonos inteligentes y televisores, en comparación con el 47% de 2015. Para 2020, además, los teléfonos inteligentes concentrarán el 30% del uso de Internet, “mientras que la contribución del tráfico IP desde las PCs se reducirá a 29%”, estima el informe. Y agrega que las velocidades de banda ancha global casi se duplicarán de 24,7 Mbps (2015) a 47,7 Mbps (2020).

En América latina y el Caribe, en tanto, la penetración de Internet es dispar: fluctúa desde el 23,4% de Guatemala hasta el 72,4% de Chile. También varían los porcentajes de acceso a banda ancha fija y móvil, según el informe Latin American and Caribbean DNS Marketplace Study, de ICANN, la entidad que coordina el sistema de identificadores únicos de Internet. “El país menos conectado a banda ancha es Paraguay (fija: 2,5%; móvil: 4,2%), mientras que los países más conectados son la Argentina (fija: 14,7%; móvil: 53,6%) y Brasil (fija: 11,5%; móvil: 78,1%)”, destaca la publicación.

Futuro móvil

Junto con la gradual migración del acceso a la red hacia los dispositivos móviles, los estándares tecnológicos de la infraestructura móvil se encuentran en permanente actualización. Si bien LTE (Evolución de Largo Plazo) es el último estándar desplegado, el próximo salto -previsto para 2020- será 5G, en el cual los operadores ya están trabajando. Sin embargo, LTE sigue evolucionando e incluye mejoras. Una de ellas es LTE-A (LTE-Avanzado), que hoy se está desplegando en América Latina.

Según 5G Americas –la entidad que nuclea a los fabricantes y proveedores de la industria de telecomunicaciones-, durante el tercer trimestre de 2016 las conexiones LTE aumentaron un 81% anual en el mundo. En el mismo período, la región América Latina y Caribe sumó 59,4 millones de nuevas conexiones, con un crecimiento del 154%. Pero la adopción es diversa: mientras que en América del Norte el índice de penetración de LTE ya alcanzó al 79% -y se espera que llegue al 100% en 2019-, en América Latina la participación de mercado es del 16%.

Un relevamiento de 5G Americas sobre el estado de la tecnología LTE para servicios móviles indica que, de una muestra de 20 países, 19 ya tienen LTE y cuatro de ellos cuentan con despliegues LTE-Avanzado (LTE-A). De acuerdo con la entidad, en 2016 se presentaron tres nuevos proyectos de LTE-A, en Chile, Brasil y Perú. Al respecto, José Otero, director para América Latina y el Caribe de 5G Americas, expresó que “LTE continúa siendo la tecnología de banda ancha móvil de más rápido crecimiento en América Latina y el Caribe, con la Argentina, Chile y Uruguay liderando la región en índices de penetración”.

En cuanto a los niveles de uso, la brecha de banda ancha móvil en América Latina y el Caribe es “relativamente pequeña, ya que sólo el 10% de la población (unos 64 millones de personas) vive fuera del alcance de una red 3G o 4G”, destaca la entidad.  Pero sólo el 33% (207 millones) de las personas usan los servicios de banda ancha móvil. “Esto significa que existe un 57% (363 millones de personas) que cuenta con cobertura de banda ancha móvil, pero todavía no está conectada”, admite 5G Americas.

Redes más accesibles

En el mundo, la amplia generalización de las tecnologías 3G y 4G ha facilitado los accesos a la red. En 2016, las redes de banda ancha móvil daban servicios al 84% de la población mundial. Sin embargo, “con una tasa de penetración del 47,1%, el porcentaje de usuarios de Internet sigue siendo muy inferior al de personas con acceso a la red”, reconoce un informe de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

De acuerdo con datos de esa entidad, en la mayoría de los países menos adelantados (PMA) la banda ancha móvil hoy es más económica y brinda una mayor disponibilidad que la fija. “A escala mundial, los precios de los servicios de banda ancha para dispositivos móviles han disminuido de una media de US$ 29 mensuales (en términos de paridad del poder adquisitivo) en 2013 a US$ 18 en 2015 –consigna el informe Medición de la Sociedad de la Información, de la UIT-. Sólo se ofrecen servicios de banda ancha móvil en el 38% de los PMA; no obstante, en los países en que se ofertan, las tarifas de los servicios para móviles se han reducido en más del 50% durante 2012 y 2015.” Sin embargo, la UIT puntualiza que no siempre la banda ancha móvil puede reemplazar a los accesos fijos, “puesto que el sector empresarial y un creciente número de aplicaciones requieren velocidades más altas y una conexión de mayor calidad”.

 

Índice de desarrollo de las TIC: indicadores, valores de referencia y factores de ponderación

2

Fuente: Medición de la Sociedad de la Información, UIT. 2016

A pesar de esta disminución de los precios en 2015, la UIT admite que aún son elevados “y claramente inasequibles” en varios países PMA. “A escala mundial, el precio de la conexión básica de banda ancha fija ha descendido de unos US$ 80 mensuales a US$ 25 en 2015. En los PMA, un plan de banda ancha fija con un mínimo de 1GB de datos al mes sigue correspondiendo a más del 60% del INB per cápita”, sostiene la UIT.

Aunque Europa sigue liderando en adopción de TICs, varios países de América Latina mejoraron de manera significativa su clasificación en el Índice de Desarrollo de las TIC (IDI) que elabora la UTI, en particular Bolivia y México, “que lograron avances notables en sus valores”.  En los diez países que encabezan el índice IDI, figuran tres economías de la región Asia Pacífico y siete países europeos; en tanto, tres estados del Caribe –Saint Kitts y Nevis, Dominica y Granada- se destacan como los que experimentaron mayor dinamismo.

Innovación, la red y percepción ciudadana en la región

Análisis surgidos de las investigaciones de la alianza INTAL Latinobarómetro indagan sobre la correlación existente entre la importancia otorgada a la creatividad en los niños (la opción preferida entre las tres variantes de fomento a la innovación), y el acceso a internet.

De esta forma, observamos que la cantidad de abonados a internet por banda ancha fija (por cada 100 personas) es el clásico indicador de inserción de las telecomunicaciones en las economías locales, bajo el supuesto de que una mayor disponibilidad tecnológica facilita aspectos diversos de la integración, como la posibilidad de comerciar en forma electrónica con clientes y proveedores en otros países.

 

1

 

Se evidencia que la valoración a la innovación crece a medida que los ciudadanos tienen mayor acceso a nuevas tecnologías y conocimiento. Es el caso de Uruguay, el país con mayor número de abonados a internet por banda ancha en la región, y que es al mismo tiempo el que más importancia brinda al fomento temprano de la creatividad.

En el extremo opuesto se ubican países como Nicaragua o Bolivia con muy baja inserción a la red y donde también se otorga una menor relevancia a la creatividad.

Facilitar el acceso a internet a través de programas de democratización tecnológica podría contribuir entonces a generar una mayor conciencia en la sociedad sobre la importancia de la innovación.

Si quiere conocer más sobre el trabajo de INTAL en estos temas aquí presentamos una selección de artículos relacionados:

  • Colin Maclay en Conferencia anual INTAL – BID – Entrevista¿Qué oportunidad trae Internet de las cosas para la región? ¿Cuál es la vinculación entre Big Data e Internet de las cosas?; Conferencia anual INTAL – BID : Integración Regional 4.0. Próximas fronteras tecnológicas y nuevas convergencias globales.
this post was shared 0 times
 000