Agosto, 2017

Nuevas tecnologías y empleo en América Latina

By Federico Mazzella Agosto, 2017
Home  /  Numero carta  /  n252  /  Nuevas tecnologías y empleo en América Latina
Category:
  n252

Imprimir este artículo

¿Estamos preparados para una nueva revolución? El informe del BID analiza cómo afectarán las nuevas tecnologías disruptivas a la producción, la integración, el comercio y el mercado de trabajo.

América Latina es una región en la que conviven los teléfonos móviles de última generación y en la cual un tercio de la población come solo una vez al día.

Datos tan dispares como llamativos son los que empujaron al análisis de los riesgos de la automatización del trabajo y sus consecuencias para la integración, el empleo y la desigualdad.

Según un nuevo estudio de la “Revista Integración & Comercio: Robot-lución: el futuro del trabajo en la integración 4.0 de América Latina”, la automatización no llevará necesariamente a una caída en la proporción de las personas que trabajan, sino a una transformación en la que muchos tareas (las más rutinarias) se destruirán y surgirán nuevos empleos y profesiones.

INTAL explora, a través de este trabajo, el vínculo entre las tecnologías de vanguardia y la matriz comercial y de empleo, analizando a través de dos puntos claves el impacto de la robotización en el plano económico y social de América Latina: ¿Los robots serán una fuente de creación, desplazamiento o destrucción de empleos?; ¿Cómo afectará el fenómeno de la automatización acelerada a los procesos de integración y comercio de América Latina?

Los temas abordados siguen un mismo hilo conductor y van desde el surgimiento de una tecno-diplomacia hasta la nueva agenda de negociaciones comerciales internacionales, enfocada en estándares laborales e innovaciones disruptivas, o desde la aplicación del big data en la gobernanza hasta la computación en nube y la economía colaborativa.

El dilema del desempleo tecnológico

El informe señala que existe un debate abierto y reciente sobre el método adecuado para predecir el riesgo de automatización, que varía en gran medida según la metodología aplicada, y brinda así argumentos tanto para pronósticos apocalípticos como para utopías tecnocráticas: mientras para Frey y Osborne, los riesgos son muy elevados y alcanzan el 85% en algunos sectores y países. En cambio, otros autores asignan una probabilidad de solo un dígito al diferenciar ocupaciones de tareas específicas. Una cosa es segura: muchos trabajos se perderán y surgirán nuevas profesiones que hasta hace poco no existían y el desafío para la educación es notorio: la recomendación es formar jóvenes en competencias digitales para enfrentar la ola de innovación que ya está impactando.

Los desafíos se mezclan con oportunidades

La automatización tiene claras ventajas en la reducción de accidentes, la mejora en las condiciones laborales, la reducción o eliminación de trabajos de riesgo, el incremento en la productividad, la disminución de costos y el crecimiento económico y, como vemos en este informe, incluso en el comercio de sectores clave de la economía latinoamericana.

Uno de los estudios muestra que, en algunos sectores, se observa que el comercio bilateral crece 2% por cada 10% de incremento en la dotación de robots en países relacionados.

Además, la robotización puede contribuir a la reducción de barreras a la entrada, a la expansión del mercado y a la potenciación del alcance que tienen las políticas de integración. Surgen posibilidades para el monitoreo del tránsito de bienes, la optimización de la planificación de rutas para bajar costos, la eficiencia en la entrega y la relación con el cliente.

Blockchain reduce intermediarios, mejora el manejo de inventarios y disminuye el análisis de riesgo de las autoridades aduaneras. La impresión en 3D puede transformar cómo y dónde se producen autopartes, equipos de transporte, maquinaria, instrumentos médicos y prendas de vestir, entre otros bienes.

Por otra parte, la producción automatizada podría incentivar las tendencias al reshoring, debilitando las cadenas de valor. La posibilidad de relocalizar sus centros productivos podría disminuir los costos de transporte de las firmas deslocalizadas internacionalmente, moviéndose a sitios más próximos a los centros de consumo. Esto abre posibilidades de dar mejores respuestas a los consumidores, incluso haciendo posible diseños a medida y reducciones significativas de los tiempos de entrega.

El reporte explora la posibilidades tanto de reconversión productiva que abre la Cuarta Revolución Industrial como de garantizar que los cambios tecnológicos promuevan la equidad social.

INTAL, 2017. Revista Integración & Comercio: Robot-lución: el futuro del trabajo en la integración 4.0 de América Latina.

this post was shared 0 times
 000