Agosto, 2018

Negociaciones comerciales inteligentes

By INTAL Admin Agosto, 2018
Home  /  Actividades que Inspiran  /  Negociaciones comerciales inteligentes
Categorías:
  Actividades que Inspiran n264

Imprimir este artículo

Cómo puede la inteligencia artificial contribuir a agilizar la negociación de acuerdos de comercio que contienen una gran cantidad de información.

Con motivo de la Cumbre del G20 a realizarse en Buenos Aires en noviembre de 2018, el Instituto para la Integración de América Latina (INTAL-BID), el Consejo Argentino de Relaciones Internacionales (CARI), la Fundación Foro del Sur, el Instituto de Comercio Internacional de la Fundación ICBC (FICBC) y la Carrera y Maestría de Relaciones Internacionales de la Universidad del Salvador (USAL), organizaron un encuentro donde se analizó la evolución de las relaciones comerciales internacionales a la luz del impacto que generan las nuevas tecnologías disruptivas y los últimos cambios de contexto político, tanto en el plano global como latinoamericano.

En el evento realizado el 8 de agosto en el INTAL de Buenos Aires, se hizo énfasis en el cambio exponencial que la inteligencia artificial (IA) puede traer en los acuerdos comerciales y contó con la presencia de Welber Barral, exsecretario de Comercio Exterior de Brasil, quien impulsa la iniciativa internacional Intelligent Tech & Trade Initiative (ITTI), que busca aplicar IA en las negociaciones multilaterales.

La apertura estuvo a cargo de Gustavo Beliz, Director del INTAL, para quien “La revolución tecnológica, en especial la IA que es su tecnología más disruptiva, puede acelerar las negociaciones comerciales que lleva adelante el MERCOSUR. Nuestros colegas del Sector de Integración del BID en Washington están colaborando con esta experiencia que en octubre se presentará en el Foro Público de la Organización Mundial de Comercio (OMC)”.

A su turno, Barral sostuvo que esa experiencia piloto se desarrollo en conjunto entre la Cámara de Comercio de Brasil (ICC) e IBM. “Estamos llevando adelante un prototipo creado para el acuerdo MERCOSUR-Canadá que se exhibirá en octubre en la OMC”.

Según el exsecretario, de prosperar la iniciativa ITTI se podría crear un recurso en la nube donde estén todos los acuerdos comerciales existentes, para analizar de forma inteligente el impacto de las distintas posibilidades de integración y predecir las alternativas de transición para los sectores sensibles. De todas maneras, “a pesar de los algoritmos, siempre habrá factores imponderables que no pueden ser analizados solo con IA, como la relevancia política de un acuerdo”, comentó Barral.

Desde Ginebra por vía de teleconferencia, se unió a la conversación Ricardo Meléndez Ortiz, Director Ejecutivo del International Centre for Trade and Sustainable Development (ICTSD), para quien la IA permitiría avanzar de una manera muy rápida, por ejemplo, sumando voluntades a la facilitación de comercio de la OMC.

“Hay muchos temas vinculados a la tecnología que son prioritarios. Por ejemplo, en un mundo de creciente servitización de los bienes, necesitamos acuerdos de comercio de servicios para facilitar el comercio de bienes, y lo mismo ocurre con el comercio electrónico y la firma digital”, comentó Melendez Ortiz y aseguró que a partir de la reunión ministerial de la OMC en Buenos Aires comenzó el trabajo para implementar una facilitación de comercio 2.0, con una agenda digital muy profunda en algunas regiones, como en la Alianza del Pacífico.

“Las tecnologías disruptivas pueden generar identidades digitales no solo para las personas, sino también para bienes y servicios, un avance que permitiría una enorme agilización del comercio”, dijo Melendez, en referencia a una trazabilidad más precisa de los bienes.

“Otro aporte de la IA son los contratos inteligentes, donde la información puede ser automatizada y vista por distintas agencias en distintos puntos del planeta en tiempo real, y reglas y principios de una contabilidad consensuada. Para esto también es clave aplicar tecnología de blockchain”, concluyó Melendez Ortiz.

Por su parte, Félix Peña, director del Instituto de Comercio Internacional Fundación ICBC, aseguró que mucha gente está enojada y existe un mal humor internacional, en particular por cuestiones de falta de transparencia. “Esta falta de transparencia es algo obsoleto. No hay motivo de que haya falta de transparencia si se aplican las nuevas tecnologías y si las fórmulas algorítmicas son compartidas por todas las partes intervinientes”, sostuvo Peña.

En el siguiente panel del evento, Santiago Chelala, consultor del INTAL, e Inmaculada Martínez Zarzoso, profesora de la Universidad de Goettingen, Alemania, presentaron un estudio preliminar donde analizaron más de 300 tratados comerciales en detalle para identificar qué casos fomentan la innovación e incentivan exportaciones de mayor contenido tecnológico.

Algunas de las principales conclusiones son las siguientes:

  1. Los acuerdos con cláusulas de innovación generan un mayor incremento en las exportaciones que los acuerdos sin esas cláusulas.
  2. La mayor suba de exportaciones tiene lugar en bienes de alto contenido tecnológico.
  3. El mayor derrame se produce en acuerdos entre países con distinto grado de desarrollo.
  4. El derrame es incluso mayor en acuerdos Sur-Norte (las exportaciones de países en desarrollo suben relativamente más a los países desarrollados que viceversa). Es decir, los países en desarrollo se benefician más de los acuerdos (en contradicción con la hipótesis de que los países más avanzados se aprovechan de los demás con los acuerdos, al menos en materia de derrame tecnológico).
  5. Los acuerdos Sur-Sur no tienen efecto en el comercio de bienes de alto contenido tecnológico, aunque sí para el comercio de bienes de tecnología media y baja.

Ese panel también contó con la participación de Juan Carlos Hallak, presidente de la Comisión Nacional de Comercio Exterior de la Argentina. Según Hallak, existe una brecha entre la teoría y la práctica del comercio. “La mayoría de la teoría económica dice que el comercio es bueno, pero la evidencia empírica muestra escasos beneficios del comercio en términos estáticos. La clave son los beneficios dinámicos del comercio, por su capacidad para generar mayor competencia, inversión y estimular el progreso tecnológico. De allí la importancia de este trabajo.

Las conclusiones del encuentro, junto a otros eventos que organiza el Ciclo, serán presentadas en la introducción a la Jornada sobre “América Latina en un nuevo contexto internacional: Reflexiones con motivo de la Cumbre del G20 en Buenos Aires”, a realizarse en la mañana del 14 de septiembre del 2018.

this post was shared 0 times
 000