Crecimiento del empleo en América Latina: ¿Comienza una nueva era?


El Panorama Laboral 2017 de América Latina y el Caribe, una entrega anual de la Organización internacional del Trabajo, es una síntesis de la evolución económica de los países de la región en 2017 y un análisis de los impactos registrados en los mercados de trabajo este año, así como los esperados para 2018. Esta edición, además, analiza la evolución de los salarios en la región en el período 2005-2015.

Los hallazgos del Panorama 2017 configuran un escenario de desempeños mixtos, de claros y oscuros, donde se combinan señales de mejoría con otras de deterioro, además del comportamiento heterogéneo que presentan distintos ámbitos nacionales y subregionales.

La “nueva normalidad” y el empleo

El Panorama reconoce que es una buena noticia que las economías de América Latina se estén encauzando en una senda de crecimiento. Sin embargo, subraya que, si estuviéramos en un escenario de “nueva normalidad”, con tasas de crecimiento modestas -como el 1,2% de 2017 o cercanas al 2,0% previsto para el 2018- el impacto positivo sobre el sector laboral sería insuficiente. Para que el crecimiento tenga impactos transformadores en los indicadores sociales y en los mercados laborales sería necesario moverse en un rango de tasas de crecimiento del producto de entre 5% o 6% anual.

Finalmente, para el Panorama, la clave para salir de esta situación está en superar las brechas estructurales de baja productividad y escasa diversificación productiva, así como en materia de educación, formación profesional y desarrollo empresarial.  Solo así se podrá avanzar hacia un crecimiento más sostenido, inclusivo y sostenible, con más y mejores empleos, y salir de la conocida “trampa del ingreso medio” que sufrirían varios países de la región.

 

OIT. 2018. Panorama Laboral 2017 de América Latina y el Caribe.