China propone la creación de una zona de libre comercio con la CELAC


Entre los días 30 de noviembre y 2 de diciembre, se llevó a cabo en Punta del Este, el encuentro de negocios “China-América Latina y el Caribe (China LAC)”, organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Consejo Chino para el Fomento del Comercio Internacional (CCPIT) y el Instituto de promoción de inversiones, exportaciones e imagen país, Uruguay XXI.

Los participantes -principalmente autoridades de gobierno y empresarios- abordaron asuntos en torno a las relaciones económicas entre China y América Latina, en busca de una mayor cooperación que impulse el comercio y la inversión.

Las sesiones trataron temas de interés para ambas regiones, como infraestructura, seguridad alimentaria y agronegocios, logística y energías renovables, comercio electrónico y ciudades, y servicios globales. También organizaron rondas de negocios y reuniones personalizadas con funcionarios públicos y empresarios líderes.

Allí, el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, informó que China hizo una propuesta para la creación de una zona de libre comercio con la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). “Hemos recibido y estamos valorando una interesante propuesta formulada por China que incluye ideas tan audaces y transformadoras como la promoción de una zona de libre comercio entre CELAC y China”, agregó.

Por su parte, el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, recordó las palabras del Presidente chino, Xi Jinping, quien invitó a superar los 500.000 millones de dólares en intercambio comercial hacia 2025. También confirmó que China podría sobrepasar a Estados Unidos en los próximos tres años en términos de inversión en innovación y desarrollo y convertirse en la gran economía global, algo que debe incentivar a la región latinoamericana a acelerar los procesos de integración para convertirse en una gran plataforma económica.

En este sentido, cabe destacar que China es el principal socio comercial de América Latina y el Caribe. El país asiático se ha convertido en la segunda fuente mundial de emisión de inversión extranjera directa, es el primer exportador mundial de bienes y el segundo importador a nivel global.