Argentina y Chile avanzan en una agenda de integración 2019-2020


Las relaciones bilaterales entre Argentina y Chile se han afianzado a lo largo de las últimas décadas con el propósito de mejorar la conectividad fronteriza y las relaciones comerciales. En ese marco, los días 22 y 23 de agosto de 2018 se desarrolló en la ciudad de Santiago de Chile la IX Reunión Binacional de Ministros Chile – Argentina y la VII Reunión de Intendentes Chilenos y Gobernadores Argentinos de la Frontera Común.

Como resultado de esos encuentros se acordó seguir promoviendo acciones y políticas en materia de integración económica, física y cultural. Para llevar adelante estos trabajos Argentina y Chile consideraron de vital importancia contar con el apoyo técnico y financiero de los bancos multilaterales de la región (BID, CAF y FONPLATA) y el INTAL, reconociendo el rol que han venido cumpliendo en las diferentes iniciativas de integración a lo largo de toda la región, como las iniciativas IIRSA-COSIPLAN.

Es por eso que los días 22 y 23 de noviembre de 2018 tuvo lugar en Buenos Aires el Taller de Trabajo sobre las Acciones Binacionales Priorizadas “Conectividad Argentina-Chile”, con los objetivos de repasar avances en los trabajos binacionales y proyectos en marcha; definir los objetivos, alcances, productos esperados y equipos de trabajo a involucrar en cada temática; y consensuar el plan de trabajo 2019-2020 para cada línea de acción.

Del taller participaron funcionarios del gobierno central de Argentina y Chile con responsabilidad en los sectores relacionados con la integración regional, así como representantes del BID y CAF, y consultores externos.

Las actividades involucraron temáticas relativas a varias áreas de la integración, que los países identificaron como prioritarias en la anterior reunión ministerial.

 

Temas prioritarios

En primer lugar, se comentaron los avances realizados y las acciones necesarias para impulsar los principales túneles binacionales en cartera, entre ellos Cristo Redentor y Agua Negra. Seguidamente, el diálogo se enfocó en avanzar sobre la planificación y desarrollo de dos zonas estratégicas: por un lado, los territorios norteños de Jujuy-Salta-Antofagasta y por otro lado, el área de la Patagonia binacional.

Para el primer territorio, se definió avanzar en la identificación de los principales problemas (infraestructura, mercados, normas y procedimientos) que obstaculizan el comercio y el intercambio; la identificación de las soluciones y definición de los proyectos asociados; y la realización de un taller de trabajo para analizar los resultados y definir un plan de trabajo.

Para el área patagónica, se acordó revisar el estudio sobre pasos de frontera de la Patagonia elaborado por Chile y sumar el análisis por parte de Argentina; consolidar información sobre los potenciales sectores productivos de ese territorio (turismo, industria de los alimentos, energía renovable, centros de innovación y transferencia tecnológica); y realizar un taller binacional sobre los pasos de frontera de la Patagonia para dialogar sobre la vocación de cada paso y contrastarlo con la infraestructura proyectada para definir una cartera binacional y asignar prioridades.

A continuación, se presentaron las potencialidades del modelo de gestión BIM en los proyectos de integración, las actividades realizadas y los enfoques institucionales en cada país así como el trabajo que está realizando el BID al respecto. Entre las acciones propuestas para el 2019, se definió participar de las actividades de la Red BIM Latinoamericana impulsada por el BID e identificar oportunidades para profundizar los temas de estandarización y capacitación entre Argentina y Chile; intercambiar información y experiencia sobre proyectos construidos con metodología BIM en ambos países; desarrollar la tipología de construcción BIM para centros de frontera de manera integrada; e identificar proyectos en centros de frontera donde se podría aplicar la metodología BIM de manera integrada.

Luego se debatieron las metodologías y los posibles proyectos en los que los países podrían avanzar en relación a la gestión de riesgo de desastres, enfocando los esfuerzos en el fortalecimiento institucional y la posibilidad de realizar planes piloto. En este ámbito, las acciones propuestas apuntan a incluir la identificación del nivel de amenazas en el estudio general sobre la Patagonia argentino-chilena; aplicar la metodología sobre gestión de riesgos de desastres en la infraestructura de un territorio específico de la Patagonia; identificar un paso de frontera para planificar las obras y sus servicios, y analizar la infraestructura existente considerando criterios de resiliencia y gestión de riesgos. Además, desarrollar un ejercicio de simulacro y un programa de capacitación para los funcionarios del territorio identificado con el objetivo de generar institucionalidad robusta; y realizar un taller regional para intercambiar información y experiencias sobre manuales, normativas y protocolos, entre otras acciones.

Finalmente, se presentaron las herramientas digitales existentes que dan soporte a los países para la agenda de la integración y la infraestructura. Se definió que es necesario contar con información confiable y metodología clara de recolección; definir la gobernanza de una plataforma regional que presente los proyectos, asignando responsables por la información de cada país.

También utilizar las herramientas de IIRSA-COSIPLAN que sean útiles para los trabajos binacionales de Argentina y Chile; utilizar los sistemas que ya tienen desarrollados los dos países e integrarlos a una nueva plataforma; y realizar un taller para analizar los proyectos binacionales para consolidar la información en la plataforma regional.