Julio, 2016Redacción: Carlos D’Elía

El Brexit y su impacto en el comercio de América Latina

By Federico Mazzella Julio, 2016
Home  /  Ideas de Integración  /  El Brexit y su impacto en el comercio de América Latina
Redactor: Carlos D’Elía
Categorías:
  Ideas de Integración n239

Imprimir este artículo

Cómo puede impactar la decisión de Gran Bretaña de abandonar la Unión Europea en el comercio de la región.

La reciente decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea (UE), el “Brexit” , es el puntapié inicial para analizar el posible impacto que este giro puede tener sobre la región, en particular sobre su comercio.

Gran Bretaña es la segunda economía del bloque comunitario detrás de Alemania y su salida representa una sensible pérdida para la UE. Para dimensionar el efecto sobre el proceso de integración debemos mencionar que para la UE este hecho significa 13% menos de ciudadanos, 11.300 millones de euros menos de presupuesto, y 18% menos de PIB.

foto1

El evento implica que la UE primero tendrá que dedicar importantes esfuerzos a ordenar temas de su agenda interna, en detrimento posiblemente de temas externos como ser las negociaciones comerciales con países y regiones de otras latitudes: Esto podría retrasar los avances en las negociaciones con el MERCOSUR.

En el caso del bloque sudamericano, lo que se podría perder o ganar en relación al mercado británico ante un potencial acuerdo bilateral con la UE (sin el Reino Unido) no parece en si mismo muy significativo para su balanza comercial, ya que se trata del 7% del comercio total con el bloque comunitario.

En cuanto a los acuerdos establecidos entre la UE y otros países de la región (México, Chile, Perú, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá), estos por supuesto incluyen acuerdos de libre comercio con el Reino Unido. El
Brexit hará que dichos acuerdos dejen de ser aplicables al Reino Unido, lo cual abre eventualmente la necesidad de renegociar esas reglas

En el plano  cambiario y financiero, el Brexit tuvo como  consecuencia inmediata una leve e inicial presión devaluatoria que sufrieron las monedas de la región. Además, se produjo un encarecimiento del endeudamiento, tanto público como privado, generado por la búsqueda de refugio en inversiones más seguras (conocidocomo flight to quality).

Desde el punto de vista comercial, los efectos serían mediatos pero hay que tener en cuenta que el evento posiblemente aumente las posibilidades de un mayor proteccionismo comercial en Europa y otras regiones del mundo, lo que en definitiva impactará en el desarrollo regional de América Latina.

 

Descripción del comercio bilateral

Comercio de bienes

América Latina mantiene un superávit comercial con el Reino Unido que promedió US$ 1.900 millones entre 2000 y 2012. En 2013 el resultado fue deficitario (US$ 650 millones) como resultado, principalmente, de la reducción del 45% (US$ 1.165 millones) de las exportaciones mexicanas de oro al mercado británico. También hubo un gran crecimiento de las importaciones de Chile, en lo que respecta a aceite de petróleo. A partir de 2014 la región recuperó el saldo positivo; no obstante, no ha logrado alcanzar los niveles de intercambio previos.

Gráfico 1. Evolución del intercambio comercial de América Latina con el Reino Unido. 2000-2015, en millones de dólares

foto2

Fuente: Elaboración propia en base a INTRADE y DOTS (FMI)

En 2015, el comercio bilateral (exportaciones + importaciones) se ubicó cerca de los US$ 18.000 millones, 20% por debajo del valor máximo alcanzado en 2011. El superávit en favor de la región sumó US$ 380 millones, explicado fundamentalmente por los resultados de las balanzas comerciales de Colombia, Argentina, Perú y Brasil. En contraposición, México, Uruguay y Panamá exhibieron resultados comerciales deficitarios con el Reino Unido más altos. De acuerdo a las cifras aduanales, la incidencia en las exportaciones e importaciones totales de la región del Reino Unido es muy baja, cercana al 1%. Esto, por supuesto, contabiliza solo los flujos especificados con destino u origen a puertos británicos aunque podría haber cierto comercio (difícil de precisar) que pasa primero por otros destinos europeos.

Gráfico 2. Saldo comercial de América Latina con el Reino Unido por país. Año 2015, en millones de dólares

Fuente: Elaboración propia en base a INTRADE y DOTS (FMI)

La incidencia en las exportaciones e importaciones totales de la región del mercado del Reino Unido es muy baja, cercana al 1% en 2015.. Asimismo, a lo largo de la última década, ha perdido importancia relativa con relación al comercio global latinoamericano, aunque los niveles de intercambio registrados siempre fueron poco significativos en años recientes

En el caso de algunos países del Caribe la situación es muy distinta: Belice y Guyana destinan 10% y 5% de sus exportaciones, respectivamente, a ese mercado. En esto pesa seguramente vínculos históricos entre esas economías y el Reino Unido..

En el marco de bajos niveles de intercambio, los dos mercados más grandes de América Latina, Brasil y México, concentran más de la mitad del comercio con el Reino Unido. Sin embargo, estos flujos apenas alcanzan a explicar el 1,5% del comercio total brasileño y el 0,5% del mexicano.

Gráfico 3. Distribución del comercio de América Latina con el Reino Unido por país. Año 2015, en porcentaje

EXPORTACIONES

IMPORTACIONES

Fuente: Elaboración propia en base a INTRADE y DOTS (FMI)

 

Gráfico 4. Composición sectorial del comercio de América Latina con el Reino Unido*. Año 2015, en porcentaje

EXPORTACIONES

IMPORTACIONES

* Cálculo en base a estadísticas espejo del comercio del Reino Unido con América Latina.

Fuente: COMTRADE

 

Cabe notar que el comercio de América Latina con Reino Unido es del tipo intra-industrial, dado que en las exportaciones de la región predominan productos del reino vegetal y alimentos y bebidas, mientras los sectores con mayor contribución a las importaciones son máquinas y aparatos eléctricos y mecánicos, productos químicos y, en menor medida, material de transporte.

Clasificadas a nivel de productos y países, sobresalen las exportaciones al Reino Unido de oro en bruto que realizan Brasil y México, las de bananas de Colombia y República Dominicana, y las de harina de soja de Argentina. Por el lado de las importaciones de la región procedentes del mercado británico, se destacan las de vehículos automóviles para transporte de personas de Brasil, México y Chile, y las de medicamentos y bebidas alcohólicas de Brasil y México.

Servicios
A diferencia de lo que se observa en el intercambio de bienes, América Latina registra un saldo deficitario en el comercio de servicios con el Reino Unido, que en 2014 alcanzó un total de US$ 3.000 millones como consecuencia de exportaciones por US$ 3.250 millones e importaciones por US$ 6.250 millones.

Gráfico 4. Composición sectorial del comercio de América Latina con el Reino Unido*. Año 2014, en porcentajefoto6

Fuente: Elaboración propia en base a EUROSTAT.

 

El mercado brasileño (37%) es el principal destino de América Latina para las exportaciones británicas de servicios seguido por el mexicano (14%). En el caso de las importaciones de servicios procedentes del Reino Unido se invierte el orden, México es el principal origen (28%) y en segundo lugar Brasil (21%).

El Brexit seguramente tendrá impactos directos diferenciados sobre la región en materia de comercio, inversiones y cooperación. En términos de los impactos indirectos, estos estarían relacionados con un posible viraje hacia políticas menos abiertas y que dificulten acceso a mercados e inversiones. Esta posibilidad debería ser cuidadosamente monitoreada desde la región. Una tarea casi inmediata para los países que cuentan con acuerdos con la UE, es el de re-articular ese vínculo con un Reino Unido separado de ese proceso de integración.

this post was shared 0 times
 000