Febrero, 2018Redacción: Mariana Pernas

La próxima generación de empleo

By Federico Mazzella Febrero, 2018
Home  /  Ideas de Integración  /  La próxima generación de empleo
Redactor: Mariana Pernas
Categorías:
  Ideas de Integración n258

Imprimir este artículo

Diversos estudios proyectan los cambios en el mercado laboral inducidos por la revolución tecnológica.

La aplicación de las distintas tecnologías que intervienen en los procesos de automatización de la producción y del comercio está redefiniendo el perfil del mercado laboral, no sólo en cuanto a la cantidad de los puestos de trabajo, sino también respecto a la calidad y características de los empleos que se generen en este nuevo escenario económico y tecnológico.

En los últimos años, mucho se ha escrito sobre la principal inquietud que despierta el impacto de la tecnología en el ámbito productivo: la pérdida de empleo. Pero junto con las proyecciones que dimensionan y le ponen cifras a la destrucción de puestos de trabajo, algunos especialistas también se animaron a cuantificar los empleos que podrán generarse en el futuro.

La consultora Gartner, por ejemplo, estima que 2020 será ¨un año pivote¨ en cuanto a la dinámica laboral relacionada con la Inteligencia Artificial (IA), ya que esta tecnología motivará la creación de 2,3 millones de puestos de trabajo a nivel mundial (aunque al mismo tiempo se eliminará 1,8 millón). Al comenzar el año 2020, ¨la generación de empleo relacionada con IA cruzará hacia un territorio positivo, alcanzando 2 millones de nuevos empleos netos en 2025¨, prevé el informe de Gartner. Y agrega: ¨La IA mejorará la productividad de muchos trabajos, eliminando posiciones de medio y bajo nivel, pero también creando nuevas posiciones de alto nivel de capacitación, gestión e incluso en el rango de puestos de bajo ingreso y baja capacitación¨.

De acuerdo con Gartner, con cada inversión en tecnologías facilitadoras de IA, los directivos a cargo de la estrategia tecnológica de las firmas deberán tener en cuenta qué empleos se perderán, qué empleos se crearán y cómo esto transformará la manera en que los trabajadores colaboran, toman decisiones y realizan sus tareas. Para 2022, la consultora estima que una de cada cinco personas que desempeñan trabajos no rutinarios se apoyarán en IA para realizarlos.

La consultora Forrester, por su parte, enfoca su análisis en Estados Unidos. Allí, en los próximos diez años la automatización creará 14,9 millones de empleos nuevos, que equivaldrán al 10% de la fuerza laboral de ese país. ¨Nuevos puestos de trabajo surgirán en el futuro espacio laboral mediado por máquinas, pero otros encajarán en las categorías laborales ya existentes¨, apunta el informe, dirigido por J.P. Gownder, vicepresidente y analista principal de Forrester. Según esa firma, por cada 15 puestos de trabajo que son ¨canibalizados¨ por la automatización, se crea un nuevo empleo en los sectores de software, ingeniería, diseño, mantenimiento, soporte y capacitación.  Esta operación se denomina ¨´tasa de crecimiento del trabajo de automatización´, que nos ayuda a pronosticar la creación nuevo empleo que resulta de la implementación de tecnologías de automatización¨, destaca el informe.

El estudio de Forrester puntualiza que surgirá una nueva generación de trabajos de gestión, negocios y finanzas. ¨Los gerentes necesitarán nuevas habilidades para estar a cargo de una fuerza de trabajo que combina trabajadores humanos y robóticos. Los contadores del sector finanzas deberán contabilizar complejos activos automatizados, y la auditoría y los cálculos de riesgos cambiarán con los nuevos modelos comerciales¨, destaca el informe.

Para Forrester, también habrá una expansión de las competencias profesionales. Por ejemplo, algunas funciones nuevas y ampliadas darán soporte a la fuerza laboral automatizada. ¨La demanda de desarrolladores de software crecerá de acuerdo con las tecnologías de automatización, ramificándose a nuevas áreas como la robótica. De forma similar, los abogados tendrán que interpretar y actuar sobre nuevos marcos regulatorios: así como hoy tenemos abogados especialistas en patentes y propiedad intelectual, para 2027 tendremos profesionales especializados en lidiar con la regulación y las consecuencias de las interacciones humano-máquina¨.

También surgirá una nueva especialidad en torno a las interacciones humano-máquina en la empresa, indica Forrester. ¨Centrados en la capacitación, el desarrollo y la gestión del cambio, estos profesionales de recursos humanos de la próxima ola ayudarán a poner en funcionamiento un ámbito laboral mixto, de robots y humanos¨.

Los roles artísticos y creativos, sin embargo, permanecerán inmunes a estos cambios. ¨Alrededor del 21% de los trabajos en Estados Unidos requieren un conjunto de habilidades altamente creativas. La automatización no afectará a todas estas áreas¨, advierte la consultora. ¨El diseño y la escritura permanecerán algo protegidos, aunque las máquinas también están mejorando en estas áreas. Pero la automatización también estimulará nuevas oportunidades para el empleo creativo¨.

Sin embargo, más allá de lo que suceda en el futuro, para este año Forrester estima que todas las categorías laborales verán transformadas hasta el 25% de sus tareas debido a la automatización. Entre los más afectados se destacan los puestos de gestión, negocios y finanzas (que hacia 2020 verán automatizadas hasta el 72% de sus tareas); diversos profesionales (67%), y puestos administrativos, de oficina y ventas (58%).

 

Nuevas competencias

Otra institución interesada en el futuro mercado laboral es World Economic Forum (WEF). En su documento ¨El futuro del trabajo. Empleo, habilidades y estrategia de la fuerza laboral para la Cuarta Revolución Industrial¨, de 2016, señala que las actuales tendencias conducirán a la creación de 2 millones de empleos en campos relacionados con la computación, matemática, arquitectura e ingeniería. La competencia por profesionales de esas disciplinas y que desempeñan roles estratégicos y especializados ¨será feroz¨, admite el informe. ¨La mayoría de estos roles en las diferentes industrias, países y familias de puestos ya son percibidas como difíciles de reclutar actualmente y se espera que la situación empeore significativamente¨, precisa el informe.

Pero al mismo tiempo, esas mismas tendencias -apunta WEF- entre 2015 y 2020 pueden llevar a una pérdida de 7,1 puestos de trabajo (el 60% estará concentrado en trabajos rutinarios administrativos y de oficina).

Entre los trabajos que emergerán se destacan los analistas de datos (para ayudar a comprender e interpretar el gran volumen de información que genera la propia tecnología) y representantes de ventas especializados, ¨que casi todas las industrias demandarán para explicar su oferta a los clientes, por la naturaleza técnica o innovadora del producto, o para llegar a nuevos objetivos de clientes¨, amplía el informe. Además, los sectores como energía, medios y entretenimiento ¨necesitarán reclutar un nuevo tipo de gerentes de nivel senior que puedan dirigir exitosamente las empresas a través del cambio y disrupción que se avecinan¨.

Según una encuesta que el WEF realizó entre directores de Recursos Humanos de 371 compañías líderes, las tecnologías que están impulsando este cambio son, en orden de importancia, Internet móvil y cloud computing; el mayor poder de procesamiento y big data; nuevos suministros de energía; Internet de las Cosas; economía colaborativa y crowdsourcing. En tanto, para el periodo 2018-2020, las tecnologías que impactarán en las industrias y modelos de negocios son robótica avanzada y transporte autónomo; inteligencia artificial y aprendizaje de máquina, y materiales avanzados, biotecnología y genómica.

 

Desde la industria

Ante un escenario laboral pesimista, dominado por el reemplazo tecnológico, la Federación Internacional de Robótica (IFR) en 2013 aportó el punto de vista de los fabricantes. Elaboró el estudio ¨Impacto positivo de los robots industriales en el empleo¨, según el cual entre 2017 y 2020 se habrán creado entre 1 y 2 millones de empleos debido a la aplicación de robótica. ¨La industria robótica en sí misma genera entre 170.000 y 190.000 puestos de trabajo en el mundo, a los cuales se pueden agregar los empleados de soporte y operarios, que son un número similar de gente¨, sostiene el informe. Entre 2016 y 2020, la robótica tendrá la capacidad de crear empleo principalmente en los siguientes sectores:

  • Electrónica: crecerá entre el 25% y 30%, (equivale a entre 80.000 y 140.000 nuevos puestos laborales)
  • Automotriz: crecerá entre 20% y 30% (120.000 a 200.000 puestos laborales)
  • Química, caucho y plástico: 20% y 25% (23.000 a 32.000)
  • Alimentos y bebidas: 15 y 25% (11.000 a 15.000)

Este incremento se debe, consigna la IFR, a la creación de nuevos productos basados en tecnologías de electrónica y comunicaciones (por ejemplo, los robots de servicios); la expansión de industrias ya existentes, como la automotriz; el mayor uso de aplicaciones de robótica en las pequeñas y medianas empresas de los países desarrollados; mayor uso de robótica en el sector de alimentación, y por la expansión de la propia industria de robótica.

El estudio de IFR indica que nuevas actividades surgirán con la aplicación de soluciones de robótica en la industria de alimentos; en el sector de energía solar y eólica; en el campo de vehículos eléctricos; por nuevos productos de electrónica de consumo, y en la manufactura y venta de robots de servicios, entre otros segmentos. En total, habrán sumado entre 1 y 2 millones nuevos empleos entre 2017 y 2020.

Peter Gorle, quien elaboró el documento para la IFR, destaca: ¨Al igual que con la introducción de maquinaria y fábricas durante la Revolución Industrial, la Robótica y la Inteligencia Artificial permitirán ofrecer nuevas soluciones a las situaciones de la vida humana, y esto creará nuevas áreas para el empleo¨.

¨Como sucedió en la industria del automóvil en los años 1920 y 1930, también surgirán nuevas oportunidades de empleo -agrega Gorle-. En tiempos más recientes, las industrias de servicios han aparecido para satisfacer las necesidades de las personas con mayor poder adquisitivo y más tiempo de ocio en áreas como entretenimiento, viajes, vacaciones y actividad física¨. El especialista agrega: ¨Sin duda necesitaremos técnicos capacitados para configurar y administrar la robótica en la industria. Sin embargo, lo más probable es que la mayoría de los nuevos empleos se encuentren en el área de servicios, comenzando con la capacitación y luego con el desarrollo, promoción, ventas y prestación de servicios para las nuevas soluciones¨.

A pesar del panorama positivo que brinda la IFR, Gorle admite que los cambios no serán sencillos. ¨Quienes se encuentran en las etapas posteriores de sus carreras y quienes trabajan en áreas y organizaciones que no se adaptan a las nuevas tecnologías, probablemente serán los más afectados¨, advierte.

 

Roles y perfiles

Desde un punto de vista cualitativo, la consultora de recursos humanos Manpower identificó 165 roles laborales (definidos básicamente como un conjunto de tareas, habilidades y conocimientos para desarrollar un trabajo) para la economía de Estados Unidos para las áreas técnicas en la manufactura digital. ¨El mercado laboral está siendo redefinido por actividades y habilidades que están relacionadas con el aumento de los datos, la automatización, la conectividad y la interacción hombre-máquina. Esto se suma al conocimiento de los ciclos de fabricación y vida del producto. La fabricación ahora requiere de habilidades que normalmente no se usan en la producción tradicional, más aislada y ´analógica; estas nuevas habilidades abren nuevas oportunidades¨, sostiene Lory Antonucci, senior Talent Management consultant de Manpower, que participó de la elaboración del informe. ¨Las tecnologías digitales de rápido avance están obteniendo mayores niveles de adopción en la industria de fabricación; estas tecnologías a menudo aprovechan los datos no solo para mejorar la productividad y la calidad en nuestras fábricas, sino también para proporcionar una mayor percepción y capacidad en todas las funciones comerciales. Así como hemos visto el aumento de las tecnologías digitales personales (redes sociales, video chat, etc.) proporcionar mayores niveles de conectividad personal, muchas tecnologías de fabricación y diseño digital trabajan para descomponer los conjuntos de datos una vez aislados y fomentar mayores niveles de colaboración y visión a través de un negocio¨, completa la analista.

Algunos de los perfiles que describe la consultora Manpower son: Chief Digital Officer, instructor de empresa digital, especialista en sistemas cognitivos, especialistas en ciberseguridad, diseñador de experiencia de usuario, ingeniero en simulación de sistemas industriales, gerente de producto digital, especialista en sistemas de vehículos automatizados y vehículos autónomos, analista de optimización de los activos de flotas, ingeniero de ventas, ingeniero de hardware de realidad virtual, especialista en robots colaborativos, especialista en gestión del cambio organizacional hacia la manufactura digital, ingeniero en IoT y especialista en mantenimiento predictivo.

Según Antonucci, la conectividad brindará mayores posibilidades de movilidad a la fuerza laboral del futuro. ¨Más allá de las herramientas de colaboración en línea y por correo electrónico, los trabajadores pueden acceder a más información de forma remota y trabajar en tareas más complejas con sus colegas de lo que podían hacer hace cinco años -ejemplifica-. Los sistemas modernos basados en la nube permiten el acceso remoto a datos, lo que antes no era común o posible. Los diseñadores de productos, ingenieros y fabricantes pueden colaborar y acceder a los datos que necesitan de una manera que no era posible en el pasado mientras trabajan para desarrollar un producto nuevo. Las herramientas modernas permiten agregar valor. Un diseñador, ingeniero o gerente pueden impactar en múltiples proyectos.¨

this post was shared 0 times
 000