Abril, 2018

Colombia y Ecuador tendrán una frontera más ágil y eficiente

By Federico Mazzella Abril, 2018
Home  /  Actividades que Inspiran  /  Colombia y Ecuador tendrán una frontera más ágil y eficiente
Categorías:
  Actividades que Inspiran n260

Imprimir este artículo

Ambos países modernizarán el Paso de Frontera de Tulcán – Ipiales para mejorar el flujo de cargas y de pasajeros a lo largo del Corredor Bogotá – Quito.

FUENTE: COSIPLAN

 

La frontera entre Colombia y Ecuador tiene una longitud aproximada de 600 km, en la que se distinguen 3 áreas de intercambio con particularidades geográficas, socioeconómicas y culturales muy diferentes:

  • El área costera pacífica, que vincula el Departamento de Nariño, en Colombia, y la provincia de Esmeraldas en Ecuador, donde dada la inexistencia de carreteras la conexión se da principalmente por vía marítima.
  • El área amazónica, donde a través del Paso de San Miguel y otros pasos fluviales se vincula el Departamento de Putumayo en Colombia y la provincia de Sucumbíos en Ecuador.
  • Y, por último, el área andina, entre el Departamento de Nariño en Colombia y la provincia de Carchi en Ecuador, la más importante con relación a flujos migratorios y de comercio internacional, los que se dan a través del Puente Internacional Rumichaca en el Paso de Frontera Tulcán – Ipiales.

La puesta en funcionamiento de los Centros Binacionales de Atención en Frontera (CEBAF) en el Paso de Frontera Tulcán – Ipiales optimizará las operaciones aduaneras y migratorias, evitando la superposición de controles y reduciendo las demoras que implica actualmente el tránsito de pasajeros y cargas entre las ciudades y centros productivos de la región andina de ambos países. Complementariamente, la mejora de la ruta de acceso al CEBAF de San Miguel aportará significativos beneficios para la economía de las localidades fronterizas fomentando la vinculación comercial y el intercambio de productos entre ellas.

Plan de obras

Con fecha de conclusión en 2019 y una inversión estimada de US$ 319 millones, este proyecto estructurado se compone de 4 proyectos individuales de los cuales 2 son viales: el mejoramiento y pavimentación del tramo Mocoa – Santa Ana – San Miguel, y la construcción del nuevo Puente Internacional de Rumichaca y 2 proyectos de implantación de centros de frontera: CEBAF San Miguel y CEBAF Tulcán – Ipiales (Rumichaca).

En la actualidad se encuentran en marcha las obras para la pavimentación del tramo Mocoa Santa Ana – San Miguel, habiendo finalizado los proyectos de construcción del Puente Internacional de Rumichaca en 2013 y del CEBAF San Miguel en 2015. El proyecto CEBAF Tulcán – Ipiales se encuentra en etapa de pre-ejecución.

Integración comercial por las carreteras de Colombia y Ecuador

La relación comercial entre Colombia y Ecuador es una de las más importantes entre los países que conforman el Eje Andino; prueba de ello son los significativos flujos de bienes y servicios que se dan en el área, los cuales en 2016 alcanzaron un valor FOB total de US$ 2.187 millones. De este total el 36,6%, unos US$ 801 millones, correspondieron a exportaciones desde Ecuador representando alrededor del 5% del total de sus exportaciones para ese año. Entre los 10 principales productos exportados por Ecuador figuran: pescado procesado, aceite de palma, camiones de reparto, automotores, paneles de madera, crustáceos, hierro, papel, gomas de caucho, y cemento.

En cuanto a las exportaciones colombianas hacia Ecuador estas ascendieron en 2016 a unos US$ 1.377 millones, lo que representó alrededor del 4,2% del total exportado por el país ese año, siendo los 10 productos principales: medicamentos envasados, camiones de reparto, plaguicidas, polímeros de polietileno, textiles, productos de belleza, productos de limpieza, plásticos y repuestos para vehículos. Cabe resaltar aquí que, para Ecuador, los envíos desde Colombia alcanzan al 9% del total de sus importaciones, comparable a las que recibe de toda la Unión Europea, las cuales alcanzaron valores por US$ 1.772 millones en 2016.

En relación con el transporte internacional de cargas por carreteras en la región, este adquiere especial relevancia ya que alrededor del 65% de las exportaciones desde Colombia hacia Ecuador y el 90% de las de Ecuador hacia Colombia se efectúan por esta vía. Como resultado de esto, el último año por el Paso de Frontera de Tulcán – Ipiales se registraron operaciones por un valor aproximado de FOB US$ 1.500 millones.

A partir del aumento del comercio entre ambos países, propiciado principalmente por los acuerdos económicos suscritos en el marco de la CAN (Comunidad Andina), que entre otros beneficios estableció aranceles 0% para determinados productos y la posibilidad de realizar transporte internacional de cargas sin restricciones, la eficiencia del transporte en el eje Bogotá – Quito a través del Paso Tulcán – Ipiales se ha visto limitada por dos causas principales:

  • La congestión de las instalaciones aduaneras existentes debido a tráficos de cargas crecientes,
  • y el transbordo obligatorio de cargas establecido por operadores del transporte de ambos países, práctica informal de la cual se exceptúa solamente a las cargas líquidas y refrigeradas.

Hacia una mayor eficiencia

En la actualidad las condiciones operativas del Paso de Frontera de Tulcán – Ipiales han quedado limitadas en sus dimensiones y en su diseño operativo, para el elevado flujo de vehículos de carga que se registra en ambas direcciones de marcha, el cual ronda los 1.200 camiones al día. El control aduanero se realiza de forma tradicional en los Centros Nacionales de Atención Fronteriza (CENAF) de Tulcán e Ipiales respectivamente, demorándose de 2 a 3 días para realizar el cruce de una carga.

Estas demoras en los trámites aduaneros, a las que hay que sumar las relativas al transbordo “obligatorio” de cargas y al hecho de que el cruce del Puente Internacional Rumichaca solo está permitido en el horario de 6 a 22 horas, representan un costo para el transportista que debe trasladar la carga, lo que en última instancia termina por encarecer el servicio provocando sobrecostos y pérdidas de eficiencia en la cadena logística.

La atención las 24hs. en los CEBAF, junto con la aplicación de controles integrados permitirán una reducción de los tiempos que demoran en los trámites aduaneros, agilizando el tránsito de cargas y reduciendo los costos de la plataforma logística asociada al paso. En este sentido, se espera que la empresa consultora HIDROPLAN presente los diseños definitivos para la adecuación de los actuales CENAF en CEBAF, lo que permitirá la implementación coordinada de los controles de pasajeros y cargas. Se estima que las instalaciones estarán totalmente operativas para el 2019.

Nueva infraestructura de carretera

Complementariamente, y como parte de las acciones que viene realizando Colombia para el mejoramiento del transporte de cargas internacional, se encuentra en ejecución el mejoramiento y pavimentación del tramo Mocoa-Santa Ana (73 km), y la pavimentación del tramo Santa Ana – San Miguel (109 km). Las obras, con una inversión total de US$ 210 millones, han sido concesionadas en el marco del programa de concesiones de Cuarta Generación (4G), habiéndose suscripto en 2015 el contrato para el tramo Mocoa – Santana, donde se tiene previsto realizar obras de rehabilitación, mejoramiento y construcción de la vía nueva. El tramo Santa Ana – San Miguel, de 109 km que incluye la pavimentación y construcción de 10 puentes, presenta un avance cercano al 50% estimándose su conclusión en 2019.

Estas mejoras en la única conexión vial que comparten ambos países permitirán incrementar los intercambios económicos y culturales entre localidades del sur colombiano con la región norte de Ecuador y con Quito, distante 288 km del Paso de San Miguel. Esto favorecerá el desarrollo de actividades productivas, comerciales y turísticas por parte de las comunidades fronterizas permitiendo el acceso a nuevos mercados y el traslado eficiente de los productos a los centros de consumo en ambos países.

Por otro lado, ayudará a descongestionar el tránsito por el puente Rumichaca, captando los flujos vehiculares originados en las carreteras Nº 45 en Colombia y la carretera Troncal Amazónica en Ecuador, importantes ejes de producción agrícola, ganadera y piscícola de la Amazonía, los cuales, en la actualidad, a falta de una alternativa atractiva, deben transitar por el Paso Tulcán – Ipiales.

MÁS INFORMACIÓN

El Consejo Suramericano de Infraestructura y Planeamiento (COSIPLAN) es la instancia de discusión política y estratégica para planificar e implementar la integración de la infraestructura de América del Sur, en compromiso con el desarrollo social, económico y ambiental. Está integrado por las Ministras y los Ministros de las áreas de infraestructura y/o planeamiento o sus equivalentes designados por los Estados Miembros de UNASUR.

this post was shared 0 times
 000